El barefoot: más allá de una moda

Posted on Actualizado enn

Ya que nuestra máxima en el centro es cuidar al caballo basándonos en su naturaleza, queremos explicaros por qué nuestros animales no están herrados y los pros y contras sobre el no herrarlos o barefoot.

Últimamente se está utilizando mucho el barefoot, pero muchos discrepan ya que ven los cascos de sus caballos muy sensibles sobre todo en terrenos difíciles. Si en algún momento decidiste probar a tener el caballo sin herrar y no te funcionó y volviste a herrarle, no significa que el barefoot no funcione, sino que no ha funcionado en tu caballo, ya que hay muchos aspectos a tener en cuenta y no solo descalzarle.

Como decíamos, en nuestra hípica los caballos no están herrados para mantenerlos de la forma más natural posible, no por moda. Debido a nuestra amplia experiencia sabemos cuáles son los beneficios del barefoot, sobre todo a largo plazo.

El barefoot es saludable para los caballos.image Todo el casco, así como las estructuras internas, se debilitan al clavar una herradura y dejarla ahí a lo largo del tiempo. Los caballos en la naturaleza no llevan herraduras y están sanos, es la forma de tratarlos y cuidarlos lo que hace que parezca imposible tenerlos sin herrar. En resumen, estos son los beneficios científicamente demostrados del barefoot:
1. Se reduce el impacto en las estructuras de la pata de las vibraciones del metal en superficies duras.
2. Los cascos se pueden expandir y contraer con mayor normalidad, lo que aumenta el flujo sanguíneo y mejora la salud en general del casco.
3. Las herraduras elevan la ranilla, que al no contactar con suelo, impide el mecanismo de apoyo a la tercera falange.

Si le proporcionamos a nuestro caballo un estilo de vida lo mas natural posible podrán tener unos cascos fuertes y sanos, pero sólo con nuestro trabajo y dedicación tendremos éxito. No solo hay que fijarse en los cascos, sino en el caballo al completo.

Aquí os vamos a exponer algunas razones por las que puede que no os esté funcionado el barefoot.
1. MOVIMIENTO INSUFICIENTE: Si tu caballo en una pequeña cuadra o padock todo el día, sin hacer un ejercicio suficiente, le impedirá promover la circulación y el endurecimiento de sus cascos descalzos. Hay que aumentar, en la medida de lo posible, un movimiento natural y suficiente.

2. EXCESO DE AZÚCAR Y ALMIDÓN EN LA DIETA: El sistema digestivo del caballo no esta hecho para comer el alto contenido en almidón que se proporciona frecuentemente en algunas dietas sino para digerir pastos secos . Es de sobra conocido que una sobrecarga repentina de azúcar o almidón puede producir laminitis, pero incluso con cantidades insuficientes de forma constante puede producir sensibilidad en el casco. La mejor manera de mantener sanos los cascos de nuestros caballos sin herrar es mediante una dieta compuesta principalmente de heno con bajo contenido en azúcar.

3. DEFICIENCIAS MINERALES: El zinc y el cobre son deficientes en la dieta de la mayoría de los caballos y son dos minerales imprescindibles para el casco. Otro problema común es el exceso de hierro, que puede bloquear la absorción del cobre y zinc que el caballo puede estar recibiendo. Es muy importante proporcionar minerales traza en proporciones adecuadas.

4. TERRENO: No podemos pretender que nuestros caballos estén cómodos al montar en terrenos rocosos y ásperos si normalmente se encuentran en terrenos húmedos o blandos. La solución es añadir terrenos variados en sus áreas de pasto o descanso, optando por la grava en la mayoría de los casos, y aumentar gradualmente el tiempo de monta en terrenos difíciles pero seguros.

5. RECORTE INSUFICIENTE: No se puede permitir que la paredes o los talones del casco crezcan demasiado. Los caballos por si mismos no pueden mantener unos cascos recortados por qué debemos de estar muy pendientes de su recorte y cuidado.

6. CABALLO HERRADO POR MUCHO TIEMPO: Cabe la posibilidad de que si su caballo ha estado herrado durante mucho tiempo no esté completamente cómodo sin herraduras.

Esperamos que con este post os podamos ayudar a comprender y a conseguir tener a vuestro caballo sin herrar pero de una forma sana y segura para él y sobre todo, natural. Si aún no lo has conseguido, no te rindas, ya que los beneficios del barefoot realmente merecen la pena.